Independiente empató en uno este domingo frente a Arsenal, pero el conjunto de Gómez mereció más en una muy buena presentación.

Este equipo de la Lepra nunca se va a dar por vencido y eso el hincha ya se lo empieza a reconocer. En las tribunas del Bautista Gargantini se aplaude todo, porque saben que los once que están en el campo de juego están dejando la vida. Si a esas ganas incansables se le suma que este equipo empieza a mostrar cosas interesantes desde el juego partido a partido, hablamos de un crecimiento importante.

Los once jugadores se comprometen con la marca desde el primer partido del campeonato. Es por eso que Independiente no sufre mucho en defensa, ya que la línea de fondo da garantías y los delanteros hacen un despliegue impresionante y si tienen que correr al lateral durante 60 metros, lo hacen. La deuda que venía teniendo la Lepra era en el juego. 

Después de un primer tiempo flojo y lleno de imprecisiones, Gómez mandó a la cancha a Imperiale, corrió a Sánchez al lateral y comenzó a verse uno de los mejores partidos de la Lepra en lo que va del campeonato. Laterales que pasaban permanentemente, Imperiale que si bien no entró de la mejor manera las pidió todas y generaba espacios a las espaldas de los volantes visitantes y Asenjo y Castro que les faltó claridad, pero siempre estaban atentos y predispuestos para asociarse con los mediocampistas.

Sacando el error de Aracena, Independiente nunca sufrió y fue el partido que más situaciones de gol generó, algo que venía costando mucho. Si bien terminó empatando faltando quince minutos para que termine el encuentro, mereció ganarlo sobre el final. Este equipo de Gómez de a poco le va sumando más cosas a lo que ya tiene y contra Arsenal dejó una muy buena impresión, más allá de que solo haya dejado un punto en el Bautista Gargantini.

Mirá todas las situaciones de gol que generó Independiente Rivadavia frente a Arsenal

 

Foto: Diario Los Andes

COMENTARIOS

Comentarios