Ante Villa Dálmine, el entrenador dirigió su séptimo partido en condición de local. Ganó cinco. De La Catedral, ya nadie se lleva puntos tan fácil.

 

Gabriel Gómez entiende perfectamente lo que vale, sobre todo en esta categoría, hacer pesar la localía. Pero el mayor mérito no es ese en sí mismo, sino habérselo logrado transmitir a sus futbolistas. Ya nadie se lleva de manera sencilla puntos del Bautista Gargantini, algo que había comenzado a convertirse en un karma para el Azul. “La gente de Independiente tiene algo especial”, confesaba el entrenador. Ese fervor había que sacarle provecho.

El debut de Gómez en casa no fue el mejor: 0-1 ante Sarmiento de Junín. El equipo había jugado muy mal y no pudo ratificar lo bueno que había hecho en Quilmes, donde había debutado el entrenador al frente del Azul. La temporada pasada, el equipo tenía la soga al cuello con el promedio y a la fecha siguiente vencía 2-1 al Lobo jujeño de Martín Astudillo. Le siguió la polémica derrota 0-1 nada menos que ante Riestra -un rival directo en la lucha por la permanencia- que complicaba el panorama. La temporada se cerraba con un contundente 2-0 sobre Santamarina de Tandil que hacía que el Azul se quedaba en la B Nacional.

Para la presente temporada, donde Gómez pudo moldear a su gusto el plantel, Independiente Rivadavia se ha vuelvo invulnerable: ganó todo lo que jugó en el Bautista Gargantini. Tres fueron ya las víctimas que sufrieron el rigor de un equipo que les deja bien en claro que ante su gente se hace gigante. Primero fue Central Córdoba de Santiago del Estero y un 2-0 logrado con gran personalidad. Aunque sin dudas el más importante fue el 1-0 ante Platense, que había hecho un gran partido y pudo haberse llevado algo del Parque. Y ahora fue el turno de Villa Dálmine, que se metió muy atrás y lo pagó caro. 

En síntesis, Gómez dirigió a Independiente en siete oportunidades en condición de local: ganó cinco y perdió dos. Tiene un 71% de efectividad. Convirtió nueve goles y le hicieron sólo cuatro. La Catedral se ha vuelto a convertir en una Fortaleza. Y ese es un muy buen motivo para celebrar.

 

B Nacional 2017/18

Fecha 19: 0-1 Sarmiento

Fecha 21: 2-1 Gimnasia de Jujuy

Fecha 23: 0-1 Riestra

Fecha 25: 2-0 Santamarina

B Nacional 2018/19

Fecha 2: 2-0 Central Córdoba

Fecha 4: 1-0 Platense

Fecha 6:  2-1 Villa Dalmine

 

COMENTARIOS

Comentarios