El superclásico mendocino tuvo muchas perlitas que no te podés perder. Por eso, EntreLíneas te trae todo lo que dejó el encuentro entre mensanas y leprosos en el Legrottaglie. Fue un tarde repleta de emociones ya que  los dos equipos guardianes del parque se volvían a ver las caras.

 

Rompió el maleficio

Gimnasia cortó la racha negativa que tenía ante Independiente. Ambos habían jugado 16 encuentros por torneos nacionales en dónde la Lepra había ganado 12 partidos y los 4 restantes terminaron en empate.

Un recibimiento a altura de las circunstancias

Los famosos 33 fueron protagonista durante la salida de los jugadores, recibiéndolos con una gran bandera que se desplegaba de punta  a punta en la tribuna este del estadio.

De la euforia a la foza

El partido se vivió intensamente tanto en la cancha como en la tribuna de modo que hubo un incidente durante  el encuentro, debido a que un hincha de Gimnasia se cayó a la fosa del estadio Víctor Legrottaglie. Por suerte, la ambulancia actúo de manera rápida y pudo ser asistido el hombre.

Foto: Gentileza de Mendoza Post.

Con muchos jugadores de la casa

Siete de los once jugadores que puso en cancha Gabriel Gómez  eran mendocinos. Entre ellos estaban Aracena, Sánchez, Imperiale, Úbeda, Disanto, Negri y Lucero. Pero no bastó con eso, sino que luego ingresaron Asenjo, Irañeta y Quiroga que también son “menducos”.

La práctica mató a la teoría

Desde el planteo táctico, Gómez puso un equipo más ofensivo en relación a partidos anteriores, dónde jugó con enganche (Lautaro Disanto), un volante ofensivo y dos delanteros de punta. Es la segunda derrota del campeonato en dónde se vuelve a repetir el 1-0 en contra. Independiente recién pateó al arco a los 25´del primer tiempo. Había intentado llegar pero el mediocampo mensana estuvo muy sólido.

 

COMENTARIOS

Comentarios