Esta es la segunda parte de la nota realizada a Gabriel Gómez. “Jugar el clásico como hincha no es bueno porque eso te hace pasar de vuelta y es contra producente”, comentó el entrenador.

 

-La idea tuya era jugar 4-2-3-1 o 4-3-3, pero cuando viste que no llegaban algunos jugadores que vos querías te fuiste adaptando a lo qué tenías…

-Si repasan mi carrera como entrenador casi siempre jugué 4-3-3. La realidad es que me tengo que adecuar a los jugadores que tengo. Si yo impongo mi sistema por sobre los jugadores sería un fundamentalista y hablaría mal de mi. Los sistemas no hacen ganar partidos, los que hacen ganar partido son los funcionamientos. Se habló mucho de la línea de cinco y de los tres partidos ganamos dos. Desde ahí nos empezamos a hacer fuertes en defensa. Todo sistema tiene un problema. Si jugas con línea de cinco y tres volantes tenes problemas por los costados, si jugas 4-3-3 y te enfrentas con un equipo que juega con enganche también tenes un problema. Todo sistema contra otro sistema tiene una virtud y un defecto. Es por eso que cada partido hay que analizar como juega el rival, como están tus jugadores y ahí ver que sistema conviene más.

De lo que Gabriel Gómez quiere de Independiente Rivadavia en el juego, ¿hoy cómo está el equipo?

-Hoy estamos 6 o 7 puntos. Este equipo tiene mucho por crecer y mejorar. Me fui muy conforme con el partido del domingo. Vi una mejoría desde el pase, antes errabamos muchos pases fáciles. Nosotros somos un equipo con características de recuperar y atacar rápido. Tenemos delanteros para eso. Hoy los goles con los pocos espacios que hay en el fútbol son en las transiciones. Generalmente se hacen 3 pases antes de un gol. Cuando hay goles de más de 10 pases lo pasan en la televisión toda la semana. Cuando recuperas la pelota hay que atacar rápido a ver si los espacios están. Es mentira eso de que hay que dar 10 pases para hacer un gol. Esto es un juego y se gana con goles. Es como salir jugando, hacer eso no es que el arquero la toque 40 veces y dar la vuelta 50. Esa no es una buena salida, la mejor es la que menor pases posibles hacer para habilitar a los volantes en la mitad de la cancha. Yo soy el primer barcelonista y me encanta Guardiola, pero después cada campeonato tiene sus particularidades. La B Nacional es uno de los campeonatos más difíciles.

-A principio de campeonato, ¿quiénes eran los candidatos para vos?

-Temperley y Morón por nombre. Mitre y Central Córdoba venían ya con un equipo armado que no era ni de B Metro ni de Federal A. Cuando vi las primeras fechas me empezaron a gustar Platense y Almagro. Son equipos que saben lo que quieren.

-Hace mucho que el fondo de Independiente no daba tantas garantías…

Nosotros en el fondo tenemos mucha personalidad y carácter. No solamente lo demuestran en la cancha y hablando, lo hacen el lunes, martes, miércoles… Tenemos un grupo bárbaro y siempre me levanto con muchas ganas de venir a entrenar porque la paso bien con ellos. Yo no tengo mi familia acá y llevarme bien con ellos es muy importante. Me siento feliz con este grupo.

-Ya te habrán contado lo que significa el clásico con Gimnasia. ¿Hay que manejar más lo exterior que lo interior? ¿Es una ventaja tener tantos chicos de la cantera?

-Yo no creo que ninguno de los dos equipos tenga una ventaja sobre el otro. Es un partido muy importante y poco tiene que ver como llega cada uno. Yo no soy más hincha que el propio hincha, no lo tengo que vivir como tal. Tengo una responsabilidad con todo ellos y la gente te lo hace saber, es de necio no reconocerlo. Desde esta función no hay que querer quedar bien con los hinchas o dirigentes diciendo frases nada más. Tener jugadores de la cantera es bueno, pero hay que tener cuidado. Jugarlo como hincha no es bueno porque eso te hace pasar de vuelta y es contra producente. Ya les vengo hablando a los jugadores de esto y les dije que son jugadores profesionales que van a jugar un partido muy especial. El jugador no lo puede jugar como hincha, hay que estar tranquilos. Tampoco hay que vivirlo mucho antes. Ni bien terminó el partido del domingo les dije a los jugadores que se relajaran y que vayan a festejar ese momento con su familia. No es normal estar en la posición que estamos.

-¿Cómo te imaginas el partido del domingo?

-Va a ser un partido difícil. Tienen un buen equipo, un presupuesto alto y un buen técnico. Los equipos de Bianco son muy aplicados defensivamente. Es un entrenador que tiene mucha experiencia en la categoría. Me imagino un partido con un clima adverso y el partido va a ser intenso, friccionado y peleado. Ser’a un típico clásico donde ninguno quiere perder y Gimnasia por ser local va a querer buscar los tres puntos. Me imagino festejando después del partido, pero para eso hay que trabajar mucho el partido.

 

También el entrenador del Azul habló de algunos jugadores puntuales:

Cristian Aracena: “Está pasando un momento extraordinario. Es de los arqueros que te sacan la pelota que te tienen que sacar. No te sacan 20, te sacan la importante”.

La defensa: “Cheche, Rébola, Rodríguez y Dematei tienen mucha personalidad y eso es muy importante para las líneas que vienen. Los de adelante saben que tienen respaldo”.

Lautaro Disanto: “Lauti es enganche. Al lado del volante de contención no tiene peso defensivo y no es cómodo para el. Con Berti jugaba atrás del nueve. Es un jugador importante y me gusta mucho”.

Nicolás Quiroga: “Pelé nunca había jugado de titular antes y ahora le tocó la responsabilidad. No tuvo tanto volumen de juego cuando le tocó estar desde el arranque, pero hay que entender que son sus primeros partidos más allá de que no es tan chico. Igualmente es un buen jugador que cada vez que entró puso una pelota de gol y también nos da pelota parada”.

COMENTARIOS

Comentarios