Godoy Cruz volvió a los entrenamientos bajo las órdenes de Diego Dabove, en lo que será una larga pretemporada que se extenderá hasta la primera semana de agosto, cuando comience una nueva Superliga. El plantel estuvo conformado por 33 futbolistas, con el regreso de Maximiliano Correa y una gran cantidad de juveniles.

El primer entrenamiento de la temporada 2018/2019 tuvo lugar en el Predio de Alto Rendimiento de Coquimbito, como de costumbre, y contó con la presencia de la base del plantel subcampeón del fútbol argentino. Las bajas, ya conocidas, fueron las de Leonardo Burián, Felipe Rodríguez, Leonel Galeano, Javier Báez y Walter Serrano.

Diego Riolfo y Sebastián Olivarez, quienes no tienen asegurada la continuidad en el Tomba, dijeron presente y arrancaron junto al resto, al igual que Maximiliano Correa, quien regresó de su préstamo en Instituto. En tanto, no estuvieron Gabriel Carabajal y Facundo Silva, quienes al igual que Correa debían volver tras ser prestados.

De los 33 jugadores, 23 son producto de las inferiores, de los cuales 15 están dando sus primeros pasos, algunos ya con minutos jugados en Primera División.

El único refuerzo ya confirmado, el arquero Andrés Mehring, estará llegando a la provincia en los próximos días para realizarse la revisión médica, firmar su contrato y sumarse al plantel.

Los que empezaron:

COMENTARIOS

Comentarios