Independiente Rivadavia perdió ante Riestra y desperdició una inmejorable oportunidad de asegurar su permanencia: habían sido favorables todos los resultados ajenos. Otra vez a sufrir…

 

La Lepra saltaba al campo de juego del Bautista Gargantini sabiendo que estaba ante una oportunidad única de asegurar su permanencia en la B Nacional. El escenario se vestía de gala para recibir al equipo de Gabriel Gómez: bengalas azules de los cuatro costados del estadio se encendieron en el mismo momento que el equipo salía del túnel. Estaba todo dado para que sea una gran fiesta. Hasta la fortuna le hacía un guiño al Azul y lo habían favorecido todos los resultados ajenos. La Lepra sabía de la derrota de Estudiantes de San Luis que condena prácticamente al Verde a jugar el próximo Federal A, estaba al tanto que Brown de Madryn vencía a Nueva Chicago y que si vencía a Riestra lo pasaba el equipo de Mataderos. Ya en zona de camarines, segundos antes de entrar a la cancha, se enteraba que Instituto se lo daba vuelta a Juventud Unida de Gualeguaychú. Estaba todo dado para ponerle coto a la angustia.

Bengalas azules de los cuatro costados dejaban en claro que había clima de fiesta. Pero a este Riestra, al que todos dan por descendido, está lejos de tirar la toalla. No sólo fue el aguafiestas del Azul venciéndolo por 1 a 0, sino que obligó a que el hincha vuelva a agarrar la calculadora. Una gimnasia de la que no se puede despegar el simpatizante de la Lepra. Es increíble lo que le cuesta resolver situaciones que le aparecen como favorables desde un inicio. Sino es con sufrimiento, parece que no vale. 

Irañeta metía un centro al segundo palo, salía mal Morel, y Gissi no le pudo dar de lleno por lo que su cabezazo daba en el techo del travesaño y se iba por arriba. La gente se ponía de pie y hacía vibrar al Baustiata Gargantini. Era un arranque prometedor. Pero se quedó sólo en eso. Méndez no encajaba, insistió y persistió toda la tarde en una maniobra individual que nunca le salió. Le ganó en velocidad a Murillo, quien lo tiró muy cerca del área grande: fue lo más productivo del Loquillo. Gissi, que ya había tenido una clara y que venía del ‘doblete’ en Los Andes, se iba con una lesión en su hombro. González tuvo dos muy buenos tiros libres que los pateó a la mitad de la barrera. Todos malos presagios; algo iba a salir mal. Los astros parecían esta vez conspirar contra el Azul.

La defensa casi totalmente improvisada que se vio obligado a parar en cancha Gómez no sufría mayores sobresaltos porque la propuesta de Riestra en ofensiva era indescifrable. La visita iba de vez en cuando hacia adelante y a los tumbos. Y así, inexplicablemente, llegó al gol. Bravo, quizá su mejor valor, encontró un rebote dentro del área y lo mandó al fondo del arco casi sin oposición. El 1-0 era mucho más de lo que habían venido a buscar.

Se lesiona Irañeta -al parecer sería un desgarro- y Gómez mete, entonces, su segundo cambio forzado. Adentro Disanto. El equipo, con obligaciones por el resultado y con futbolistas en posiciones antinaturales por un montón de variantes obligadas, terminó dejando una imagen opaca. Duelen las lesiones, se sufre mal de ausencias pero la pena más grande es, sin dudas, no haber sumado en una fecha en la que le fueron tan favorables los resultados ajenos. Vuelta a la maldita calculadora…

 

Sintesis

Independiente Rivadavia 0: Cristian Aracena; Luciano Sánchez, Julián Navas, Sergio Rodríguez, Franco Negri; Ignacio Irañeta, Santiago übeda, Gastón González, José Méndez; Kevin Gissi y Eial Strahman. DT: Gabriel Gómez

Riestra 1: Carlos Morel; Yeison Murillo, Daniel Silvani, Gustavo Benítez, Gastón Montero; Ramón Borda, Sebastián López, Matías Zaninovic, Mauricio Fernández; Gonzalo Bravo y Nahuel Benítez. DT: Jorge Benítez
Estadio: Bautista Gargantini
Goles: en el segundo tiempo, G. Bravo (R)
Cambios: en el primer tiempo, 24′ Cristian Lucero por Gissi (IR). En el segundo, al inicio, Braian Sánchez por Borda (R), 10′ Sebastián Soto por M. Fernández, 13′ Lautaro Disando por Irañeta (R), 39′ Jonathan Goya por Bravo (R)
Amonestados: en Riestra; S. López
Arbitro: Alejandro Castro
Fotos: Mendoza Post

COMENTARIOS

Comentarios