El entrenador renuncia a cualquier búsqueda de ‘jogo bonito’ y aclarò que “en este momento, nuestra bandera de juego es la intensidad”. ¿Alcanzará?

 

“Estamos jugando en un momento muy complicado para todos. Un poco la Lepra venía intentando el buen trato de balón y el juego asociado; es algo que trabajó bastante con el cuerpo técnico anterior. Nosotros no le decimos que tiren pelotazos largos a dividir. Sin embargo, en este momento nuestra bandera de juego va a ser la intensidad: recuperar y atacar rápido. A veces equivocado. Darle al equipo ese juego vertical creemos que es lo más conveniente para los partidos que nos quedan. Para lo otro se necesita tranquilidad y tiempo, que muy pocos equipos en el fútbol argentino te lo pueden dar”, comenzó explicando Gabriel Gómez en diálogo con Entrelíneas por Radio La Red.

“El partido con Gimnasia de Jujuy reconocimos ser inferiores; ya  en la semana lo sabíamos. Teníamos que hacer un planteo incómodo para ellos. Eso lo conseguimos. Las transiciones rápidas no terminan en un contragolpe fluido en la mayoría de las oportunidades. Uno pretende jugar mejor pero se ve muy poco. No nos vamos a apartar de lo que nos está dando resultado. Necesitamos un poco más de efectividad a la transición ofensiva“, agregó. 

Méndez, en tanto, si bien es el goleador de la Lepra, está lejos de tener aquel nivel que deslumbró en el 2015. “Es uno de los delanteros más desequilibrantes que tenemos. Pero el fútbol también tiene una fase defensiva, él lo está trabajando y lo está haciendo bien. Para trabajar en este aspecto dependemos mucho de la predisposición del jugador y José la tiene. Hasta ahora lo hemos usado cuando el partido se hace abierto. Bienvenido sea que lo tengamos, tendrá que trabajar para corregir sus defectos y potenciar sus virtudes”.

A la Lepra le cuesta encontrar los caminos al gol -ha marcado 16 en 20 partidos- y sufre mucho esta etapa pos Cristian Tarragona. El centrodelantero es un karma. Gómez explicó las características de sus puntas: “Strahman ha hecho un trabajo muy bueno presionando los centrales y es el delantero más de área que tenemos. Gissi te da más potencia, te da una presencia importante en los últimos metros. Mientras que Milton (Céliz) es más mediapunta. Los tres futbolistas son bastantes diferentes”.

“Los Andes es una final más y nosotros sabemos que estamos complicados. De cuatro partidos ganamos tres y todavía no podemos salir. Hoy hemos llegado a un partido desempate con All Boys, algo que no es poca cosa. Es un avance muy grande a cuatro fechas del final. Si ganamos en Lomas de Zamora podemos llegar a comprometer a uno o dos equipos más por la Permanencia y eso será muy importante. Los Andes y Juventud de Gualeguaychú estaban muy cómodos, esperemos que podamos meterlos en esta pelea con una victoria en Los Andes”, concluyó.

 

ESCUCHÁ ACÁ LA ENTREVISTA COMPLETA CON GABRIEL GÓMEZ

COMENTARIOS

Comentarios