Gabriel Gómez habló con Entrelíneas por La Red Mendoza (94.1) y fue muy claro con sus conceptos y explicó como jugará el equipo de acá en adelante. Además tuvo declaraciones muy fuertes sobre su pasado en Instituto.

Solamente dirigió una sola práctica el actual técnico de la Lepra antes de jugar contra Quilmes. Así tuvo que resolver los miles de problemas que tenía el equipo en el campo de juego: “por más que a un equipo lo prepares en una semana o quince días, no se puede ver una identidad de juego. Vi varios partidos y vi como trabajaba el cuerpo técnico anterior. Hice mucho hincapié en lo anímico y en la agresividad para recuperar la pelota. En Quilmes lo ganamos desde la intensidad y la actitud”. 

Me sorprendió la inteligencia de los jugadores. Les mostramos imágenes y algunos trabajitos el sábado”, comentó el DT. Sobre la difícil decisión de agarrar a un Independiente muy comprometido con el descenso, se expresó: “no fue fácil la decisión de agarrar. Uno trabaja de esto y nos gusta esta adrenalina. Los técnicos vivimos de estos desafíos”.

Se le preguntó cuantos puntos tiene que sacar para salvarse y explicó: “no es verso, tenemos que ir partido a partido porque no dependemos de nosotros. El domingo es una final porque si le ganamos los metemos en descenso. Ahora estamos comprometiendo a otros equipos. Nosotros ya asumimos la responsabilidad, los que entren a partir de ahora van a sentir mucho la presión“.

Realizó cambios claves para poder lograr su primera victoria. Entró Rodríguez, Úbeda, Irañeta y Maidana volvió al lateral: “miramos partidos y nos apoyamos en gente como Matías Minich y sus colaboradores. Entre todos pudimos plantear el mejor partido. En muchos encuentros Independiente no mereció perder. Ahora está muy parejo”.

Sobre su salida de La Gloria, donde ganó 2, perdió 3 y empató 1, explicó: “de Instituto me sacaron por la presión de las redes sociales, de algunos representates y del periodismo. Eso me dijo el presidente. El fútbol está muy enfermo. En seis partidos no te pueden evaluar. Igualmente también había un presidente de peso que pone plata en el club y que aprovechó una derrota para sacarme porque quería traer a Franco”.

La Lepra no tiene tiempo para cambiar demasiado ni para intentar encontrar una idea de juego en este momento tan complicado: “vamos a jugar un 4-2-3-1 o un 4-4-2. Yo no puedo pensar en lo que le gusta a Gomez, me tengo que adaptar a lo que tengo en el plantel. Hoy tenemos que salir de esta situación. Si nos salvamos, vamos a buscar una identidad y así jugar a lo que me gusta. Este plantel tiene muchas variantes”.

Escuchá la entrevista completa acá:

COMENTARIOS

Comentarios