En Godoy Cruz las inferiores vuelven a ser noticia. Es que ayer por la tarde, Valentín Burgoa y Tomás Badaloni pusieron el gancho y se convirtieron en jugadores profesionales del Tomba.

Hace ya unos años los popes tombinos han tomado como prioridad fomentar el trabajo en ‘la cantera’ y poco a poco va dando sus frutos. Hace un año ininterrumpido, chicos alcanzan a cumplir su sueño de llegar a primera. Tales son los casos de Roberto Ramírez, Luciano Pizarro, Fernando Núñez, Agustín Verdugo, Luciano Lapetina, Brayan Ayetz y Juan Cruz Bolado.

La dirigencia, en el día de ayer, tomó la decisión de hacerle contrato a dos de sus “joyas” que tiene en inferiores. El ‘Tin’ (Burgoa) y ‘Badagol’ o ‘gordo’ (Badaloni), como los apodan, estamparon su firma y quedaron ligados a la institución por los próximos dos años y medio, es decir, hasta junio de 2020.

Valentín Burgoa tiene 17 años (categoría 2000), mide 1,74mts y puede desempeñarse como enganche/media-punta. ‘Tin’ fue una de las figuras de la sexta categoría de AFA el año pasado, eso hizo que pudiese aparecer en la reserva allá por mayo de 2017, donde con creces, ratificó la confianza del DT, Diego Dabove. Meses más tarde, septiembre 2017, Mauricio Larriera le dio el visto bueno para ser bautizado en el equipo de primera, donde si bien no debutó, pudo empezar a codearse con los más grandes. 

Tomás Badaloni también tiene 17 años (categoría 2000), mide 1,86 y es delantero de área. El ‘gordo’ hizo su aparición en la reserva a mediados de año, cuando Dabove decidió subirlo al equipo reserva, tras ser el máximo goleador de la sexta división de AFA en la primera mitad de 2017. Incluso, tuvo un debut con gol en la primera fecha del campeonato de reserva, en Tucumán, frente a Atlético, para darle una victoria agónica a Godoy Cruz.  

FOTO: Gentileza Pablo Llanos

COMENTARIOS

Comentarios