Este miércoles se confirmó que quedó suspendido el amistoso entre la Lepra y el Lobo.

Uno de los pedidos por Pablo De Muner para esta pretemporada había sido viajar a Buenos Aires a jugar contra equipos de calidad. Como el club todavía no tiene un panorama institucional y económico alentador, no se le pudo cumplir.

Los dirigentes ya tenían pactado disputar un amistoso el martes 16 contra Gimnasia de Mendoza a puertas cerradas, pero finalmente se suspendió. ¿Qué pasó? Algunos directivos insistieron en que el partido no se podía disputar sin gente y que era una ofensa realizarlo sin público.

Hoy en día lo más importante para el equipo era poder realizar un partido amistoso contra un rival de nivel, ya que el Lobo es protagonista en el Federal A. A Independiente le cuesta poder jugar contra rivales que le sirvan y lo pongan a prueba, pero una vez más se va a tener que conformar con rivales de talla menor.

 

COMENTARIOS

Comentarios