Independiente Rivadavia tendrá dos semanas para preparar el último duelo del año ante Aldosivi. El Azul tiene libre la jornada 11 de la B Nacional y esto le permitirá al equipo tener tiempo para cerrar el año con una sonrisa.

Luego de la gran actuación de todo el equipo, que derivó en una enorme victoria ante Ferro, el plantel de la Lepra tendrá descanso. Los dirigidos por Pablo De Muner tendrán dos semanas para entrenar y luego viajarán a Mar del Plata para cerrar el año. 

Es fundamental que Independiente cierre con un buen resultado el 2017. Sumando de a 3 en la cuidad balnearia, se acercaría a los puestos de reducido y podría soñar con una clasificación a la Copa Argentina 2018, aunque es un objetivo bastante lejano.

Pablo De Muner espera seguir cosechando buenos resultados y demostrar que los dirigentes hicieron bien en confiar en él. El entrenador parece haber encontrado la base del equipo y tendrá estos días para trabajar su idea en un plantel que le respondió en el campo de juego.

COMENTARIOS

Comentarios