Independiente no había recibido goles en el Gargantini, ni en los primeros tiempos. Ambas rachas las hizo trizas el equipo del Chaucha Bianco

La Lepra había recibido cuatro goles en cinco partidos en la presente edición de la B Nacional (dos le había hecho Almagro, uno Juventud Unida de Gualeguaychú y el otro Nueva Chicago). Ayer, Agropecuario le marcó tres en cinco minutos para que ahora Independiente Rivadavia sea una catarata de incertidumbres.

Y no solo eso. La Lepra de Pepe Romero no había recibido tantos en contra en los primeros tiempos. También el Azul tiró por la borda esta seguidilla.

Y por último. el Sojero se dio el gusto de romperle el invicto que tenía Cristian Aracena en el Bautista Gargantini. Independiente Rivadavia tenía cero gol en contra en calle Las Tipas (0-0 ante San Martín de Tucumán y 2-0 frente a Instituto de Córdoba). Otra racha que a la que dijo adiós el Azul.

Una noche nefasta. Para las estadísticas y para las ilusiones.

Foto: Sitio Andino

COMENTARIOS

Comentarios